Descripción del Proyecto

Dirección creativa.
Tarruella Trenchs

Responsable proyecto.
Anna Torndelacreu

Colaboradores.
Olga Pajares

Superficie.
430 m2

Cliente.
NH Calderon Collection

Fotografía.
Meritxell Arjalaguer

 

Memoria del proyecto

(+)

La nueva coctelería Eleven Bcn, se sitúa en la terraza con piscina del Hotel NH Collection Gran Hotel Calderón, la cual destaca por su vista panorámica de la ciudad de Barcelona.Este emblemático edificio fue proyectado y construido durante la década de los años 70. En la Barcelona de los años 70 se desarrolló el movimiento cultural conocido como La Gauche Divine. La reinterpretación de la estética, el contexto social y los espacios contemporáneos de la época nos han inspirado para proyectar este nuevo encargo, una coctelería divertida que pudiera funcionar todo el día. Como punto destacable del proyecto hemos colocado obras de Leopoldo Pomés i Xavier Miserachs.

La barra se presenta como el núcleo central del espacio, conectado con el exterior mediante unos grandes ventanales.La coctelería se adapta al aspecto diurno y también se integra en la atmósfera nocturna. Los elementos que nos permiten conseguir esta dualidad son el color general verde-azulado que aporta un aspecto fresco pero al mismo tiempo elegante, el pavimento de parquet laminado de roble oscuro, el trabajo de detalle del techo y la iluminación puntual nocturna que contrarresta con la presencia de luz natural del día.El mobiliario se dispone buscando romper la linealidad del espacio y crear diferentes rincones. El mobiliario, mayormente diseñado a medida, se define por las líneas rectas, las formas racionales, los materiales nobles con matices brillantes y una altura baja para reforzar el concepto lounge. El baño destaca por su impacto visual. Se utiliza el espejo como material principal de revestimiento con ventanas circulares buscando el acercamiento de la perspectiva exterior.

En el exterior se han potenciado las magníficas vistas de Barcelona. La propuesta de interiorismo ha sido trabajar con colores neutros, resaltar la vegetación y la disposición de un mobiliario confortable y versátil. Durante el día encontramos una zona de tumbonas que al atardecer cambian su posición para crear pequeños rincones agradables donde disfrutar de un cóctel y observar las luces de la ciudad.